Humidificador

¿Para qué sirve un humidificador?

 Qué es un humidificador

El humidificador es un dispositivo muy sencillo compuesto por un recipiente de agua que, a través de distintos sistemas, se evapora y pasa a formar parte del aire de la estancia en la que esté colocado. Su función principal es la de mejorar la humedad para que de esta manera el aire que se respira sea mucho menos agresivo para el sistema respiratorio.

En casa, especialmente cuando hay niños pequeños, es fundamental tener una atmósfera adecuada. Sin embargo, en invierno con la calefacción y en verano con el aire acondicionado, el ambiente en el hogar puede ser demasiado seco. De esta manera, el humidificador para bebés ayuda a aumentar la humedad, lo cual tiene dos efectos muy positivos. Por un lado, desciende el riesgo de que proliferen los microorganismos causantes de infecciones respiratorias. Y, por otro lado, se evita que el aire seco produzca irritaciones en la piel de los más pequeños.

Humidificador para bebés, ¿qué tipos existen?

Actualmente en el mercado podemos diferenciar dos tipos de humidificadores: de vapor frío y de vapor caliente. Vamos a ver cuáles son las características de cada uno de ellos y sus diferencias.

Humidificador de vapor frío

Funcionan a través de ultrasonidos, los cuales se encargan de evaporar el agua del recipiente. Tiene tres grandes beneficios. En primer lugar no suponen un peligro para los más pequeños ya que el recipiente no se calienta; de esta manera, se puede colocar en cualquier espacio de su dormitorio. En segundo lugar, al no aumentar la temperatura ambiente, se pueden utilizar durante todo el año, incluso en verano. Y, por último, el vapor de agua que producen es más fino, por lo que resulta más sencillo de inspirar para los bebés.

Humidificador de vapor caliente

Utilizan la evaporación por calor como método de aportar humedad al ambiente. No obstante, hay que tener en cuenta que se calientan, así que si se colocan en la habitación de los bebés hay que tener especial cuidado de no colocar este tipo de humidificador a su alcance. Además, elevan la temperatura ambiente, así que no son aconsejables durante los meses de verano.

Además, hay algunos modelos de humidificador para bebés más avanzados que llevan ionizador, los cuales generan iones negativos. Tienen un gran punto a favor y es que atrapan las partículas contaminantes que haya suspendidas en el aire, manteniéndolo así mucho más limpio y saludable para los más pequeños.

Características y precio humidificador

Humidificador

Generalmente, el humidificador para bebés es un dispositivo pequeño, normalmente de 30 x 30 cm, así que son muy cómodos de transportar de una estancia a otra del hogar. El depósito de agua varía entre modelos, pero ronda entre 1 y 6 litros de capacidad; la autonomía suele ser de 8 horas, dependiendo del tamaño del depósito. Su consumo energético no es muy elevado, de 35w aproximadamente.

Además, la humedad es un factor fundamental a tener en cuenta a la hora de comprar un humidificador; esto es, la cantidad de vapor de agua en el aire. Lo cierto es que la humedad varía en función de la temperatura y el lugar donde se vive; normalmente los niveles son más altos en verano y más bajos en invierno. Lo ideal es que en casa esté al 30%-50%. Por tanto, es aconsejable comprar un humidificador para bebés que incorpore un higrómetro para así poder controlar la humedad.

En promedio el humidificador tiene un precio de 70€, dependiendo de la marca y el modelo que se elijan.

Consejos para utilizar el humidificador

Estos son algunos consejos a tener en cuenta a la hora de utilizar el humidificador para bebés:

  • Es conveniente colocarlo a varios metros de distancia de la cuna o de la cama. Algunos padres deciden colocar el dispositivo en la mesilla de noche de los pequeños, pero no es aconsejable.
  • No es recomendable dejar el humidificador funcionando durante mucho tiempo. Hay que programarlo en un 30% a 50% de humedad. Ten en cuenta que si hay demasiada humedad en la habitación del bebé, pueden proliferar los hongos y el moho.
  • Es importante limpiar y vaciar el humidificador De lo contrario, pueden aparecer bacterias debido al agua estancada en el recipiente.
  • Para llenar el humidificador es más recomendable utilizar agua destilada en vez de agua del grifo. La explicación es muy sencilla: Normalmente el agua del grifo lleva minerales que al evaporarse en el humidificador se pueden convertir en polvo blanco y provocar problemas respiratorios en los más pequeños.

Consejos de mantenimiento y limpieza del humidificador

Es muy importante mantener el humidificador para bebés perfectamente limpio. Para ello, hay que vaciar el depósito, secar la superficie interior y volver a llenar con agua limpia; un proceso que hay que repetir todos los días.

Además, cada tres días es conveniente limpiar el humidificador. Para ello, hay que desenchufarlo y luego agregar una solución de peróxido de hidrógeno al 3%, disponible en las farmacias. Primero hay que consultar las instrucciones del fabricante ya que algunas marcas recomiendan el uso de cloro u otros desinfectantes.

Hay que tener en cuenta que durante los primeros años de vida de un niño, el hecho de que el ambiente que le rodea sea limpio y saludable es fundamental ya que todavía no tiene todas las defensas de una persona adulta. Hoy en día, la atmósfera que se genera dentro de los hogares no es en muchos casos la idónea para los bebés. En invierno se hace uso de la calefacción y, además, se cierra y se ventila poco la casa. Y, en verano, se utiliza el aire acondicionado, algunas veces en exceso. Todo eso hace que el ambiente pierda humedad, y se vuelva demasiado seco. De esta manera, con el uso de un humidificador para bebés se cuida la salud de los pequeños, haciendo que el aire que respiran sea mucho menos agresivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable Cosemar Ozono S.L.
CIF B82130956
Dir. postal Pol. Ind. El Cascajal. c/Sisones 2, nave 19-19 28320 Pinto (Madrid)
Teléfono 916 920 018
Correo elec. info@cosemarozono.es

En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado, realizar la facturación del mismo. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Cosemar Ozono S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Asimismo solicito su autorización para ofrecerle productos y servicios relacionados con los solicitados y fidelizarle como cliente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.