Prevenir contagios y gripes con purificadores de aire

Cómo combatir la alergia

Evitar la alergia en el hogar

Combatir la alergia es un difícil reto, qué duda cabe. Aunque son muchos los recursos que la ciencia, la tecnología e incluso la sabiduría popular pone a nuestro alcance, combatirlas no deja de resultar complicado.

Precisamente por ello, se hace necesario recurrir a todo tipo de ayuda que tengamos a nuestro alcance. No en vano, en muchas ocasiones la suma de gestos acaba siendo la clave para conseguir los mejores resultados.

Para saber como combatir la alergia, hemos de buscar el modo menos invasivo de lograrlo. Sobre todo, se trata de minimizar los factores que las provocan. Es decir, en la práctica una estrategia eficaz consiste en evitar la exposición, -ya sea por completo o, al menos, en parte-, a esas sustancias que las provocan a través del contacto directo o de la inhalación de partículas que se encuentran suspendidas en el aire.

Un misterio para la ciencia

Idealmente, lo interesante es combatir las alergias sin necesidad de tomar medicamentos de forma preventiva o puntual, en este segundo caso para tratar reacciones alérgicas. Sin embargo, esto no siempre es posible.

No solo porque la alergia sigue siendo un misterio para la ciencia, y su curación a través de medicinas casi una quimera, sino porque puede desencadenarse en cualquier momento y convertirse en un problema crónico. O, de un modo igualmente imprevisible, acabar desapareciendo, si bien pueden mantenerse de forma latente.

Cuando la cura es espontánea,  puede deberse al mismo fortalecimiento inmunitario de la persona y, a la inversa,  pueden volver a surgir o agravarse a consecuencia de factores ambientales y/o problemas de salud que debilitan nuestro organismo.

combatir la alergiaAdemás, no todas las alergias son iguales ni obedecen a las mismas causas, de igual modo que son muy distintos los alérgenos que las pueden causar. Por lo tanto, en términos generales puede afirmarse que la medicina todavía no ha resuelto de forma satisfactoria el tratamiento y cura de las alergias.

Acabar con ellas de forma definitiva, por lo tanto, puede llegar a ser muy complicado y, salvo aquellos casos más ligeros, si la alergia es severa precisa de una cierta medicación.  Pero no solo eso, puesto que las condiciones ambientales son un factor que puede llegar a ser decisivo a la hora de propiciarlas o hacer justo lo contrario, reducir los episodios de alergia.

Combatir la alergia respiratoria

Acabar con las alergias exige, por lo tanto, contar con el consejo del alergólogo y, cómo no, evitar en la medida de lo posible el contacto con los alérgenos, es decir, con aquellas sustancias que desencadenen una respuesta exagerada del sistema inmunitario, tal y como se define el concepto de alergia.

Salvo casos ligeros, que puedan remitir por sí solos o controlarse a través del control ambiental, minimizarlas exigirá también una serie de actuaciones añadidas.

Centrándonos en las alergias respiratorias, las más comunes en el hogar, podremos mejorar la calidad del aire con el objetivo de conseguir tanto una prevención como una menor gravedad de sus manifestaciones.

combatir la alergia

En el entorno doméstico, las alergias más comunes se relacionan con la polución ambiental en sentido amplio. Es decir, no solo la que el mismo aire contiene por sí mismo sino también aquella otra que llega hasta él y acabamos respirando. Entre otras, procedentes de focos insalubres, como las humedades, las averias en las cañerías, el humo del tabaco, pinturas, barnices, pegamentos, virus, bacterias, ácaros del polvo…

La polución, por lo tanto, puede estar relacionada con numerosos materiales que procedan de los lugares más insospechados, entre otros los materiales de construcción, muebles y decoración de la casa en general.

Sin olvidar el estilo de vida, hábitos de limpieza y frecuencia de la misma, pues la falta de higiene puede ser tan problemática en este sentido como extremarla, sobre todo si utilizamos limpiadores domésticos de composición química. También con ello enrarecemos el ambiente, y fácilmente podemos provocar alergias a sus componentes.

Así las cosas, hay que tener en cuenta que cada tipo de alergia, -por ejemplo a los ácaros del polvo, a los compuestos orgánicos volátiles, a la caspa o pelos de los animales, al moho o al polen- aconsejará una serie de actuaciones.

La importancia de un aire limpio

Aún así, siempre hay consejos generales para su prevención. En los espacios cerrados, y en particular en el hogar, donde pasamos mucho tiempo, es clave controlar la respuesta alérgica cuidando la calidad ambiental.

La importancia de un aire limpio, en efecto, es la recomendación más importante que podemos aplicar en nuestro hogar o lugar de trabajo. Ello implica no fumar, lógicamente, así como realizar tratamientos ambientales regulares con equipos compactos de calidad a precios muy competitivos.

Al margen de preferencias personales, será esencial que reúnan las tecnologías más recientes.

Sobre todo, un purificador efectivo deberá incluir la tecnología del ozono, iones, rayos ultravioleta y varios filtros de alta eficiencia.

En el mercado encontraremos modelos para todos los gustos y necesidades. Si queremos hacer una compra maestra, asesorémonos antes en cuanto a prestaciones y  potencia, funcionamiento automatizado, portabilidad, mínimo mantenimiento y consumo energético.

Un hábitat doméstico saludable

Una vez sepamos como combatir la alergia, higienizar el ambiente de forma regular será un modo infalible de contribuir a que reduzcamos los episodios de alergias, tanto su frecuencia como la intensidad de los mismos. Lógicamente, cada persona es un mundo, y los diagnósticos pueden llegar a ser complejos, influyendo una serie de factores que escapan de nuestro control, pero sí es cierto que un hábitat doméstico saludable será un punto a favor decisivo a la hora de combatirlas.

Además de eliminar partículas alérgenas del aire, la desinfección ambiental también acaba con la práctica totalidad de agentes patógenos, como virus, esporas o bacterias. De este modo, puesto que un aire limpio protege la mucosa respiratoria frente a infecciones, y éstas también se minimizan gracias a la desinfección lograda, obtendremos un doble beneficio para nuestra salud.

Por último, pensando en todo, los modernos purificadores de aire eliminan olores y, en definitiva, logran una calidad ambiental que proporciona una inmejorable sensación de confort y bienestar. Porque un aire saludable convierte nuestro hábitat en un espacio en el que da gusto respirar, mucho más seguro frente a posibles contagios, toxicidades o reacciones alérgicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable Cosemar Ozono S.L.
CIF B82130956
Dir. postal Pol. Ind. El Cascajal. c/Sisones 2, nave 19-19 28320 Pinto (Madrid)
Teléfono 916 920 018
Correo elec. info@cosemarozono.es

En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado, realizar la facturación del mismo. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Cosemar Ozono S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Asimismo solicito su autorización para ofrecerle productos y servicios relacionados con los solicitados y fidelizarle como cliente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.