Cómo quitar el olor de gato en casa con un generador de ozono

Elimina cualquier olor procedente de animales en tu hogar con ozono

Debido a la dificultad que tiene, es muy común preguntarse cómo quitar el molesto olor que generan las mascotas en el hogar, entre ellas los gatos. En este artículo vamos a explicar por qué gracias a la tecnología del ozono podemos solucionar el problema de forma definitiva.

No en vano, el empleo de este gas natural para la desinfección y desodorización de ambientes y superficies es un sistema de probada eficacia en muy distintos ámbitos dentro del campo industrial y profesional. De igual manera, los ozonizadores domésticos ponen a nuestro alcance una tecnología tan eficaz como segura a la hora de dar respuesta de forma simultánea a la doble necesidad de desinfección y eliminación de malos olores.

Adiós a los malos olores

La eliminación de pestilencias no es tarea fácil, sobre todo cuando son tan persistentes como las que genera la convivencia con estos pequeños felinos. Por un lado, tenemos la ventaja de no tener que sacarlos a la calle para que hagan sus necesidades, pero por otro este aspecto positivo acaba suponiendo una sobrecarga de malos olores.

Incluso cambiando a menudo la arena de su bandeja higiénica y limpiando bien la misma los olores no acaban de irse. Podemos hacer una prueba muy sencilla para comprobarlo, consistente en preguntar a alguien de fuera de casa con quien tengamos confianza. Un familiar o amigo que venga de visita nos puede decir si realmente huele o no mal en casa, y si tenemos uno o varios gatos, incluso en los mejores casos, con toda probabilidad nos dirá que realmente tiene una sensación desagradable.

Será más o menos acusada, pero raramente nos dirá que huele a limpio con todas sus letras porque, sencillamente, siempre hay algo que nos indica que en casa hay animales, con la particularidad de que los gatos tienen un olor muy particular y persistente.

Nosotros mismos no somos capaces de saber hasta qué punto la casa constituye un hábitat en el que respirar sea una mala experiencia, puesto que nos acostumbramos al olor y, salvo que éste sea muy fuerte, no lo apreciamos. Incluso en estos casos también lo minimizamos, ya que el organismo se adapta y el olfato pierde sensibilidad para apreciarlo.

Con el uso del ozono, el objetivo a cumplir es tanto de higiene como de eliminación de olores, en realidad la misma cosa, puesto que de la primera se deriva la segunda. En otras palabras, el sistema de ozonización nos permite llevar a cabo una desinfección mediante un proceso oxidativo que elimina polución de todo tipo, lo cual significa a su vez acabar con los malos olores.

En el caso de los gatos, la eliminación de olores requiere el uso de los ozonizadores de aire y agua, bien empleando uno o varios de ellos, en función de las necesidades que se tengan en cada hogar.

Ventajas del ozonizador mini

Elimina olores de gatos, perros o cualquier animal doméstico con ozono. Conseguirá un ambiente limpio y sano

Desde el uso de agua ozonizada para lavar a mano o a máquina prendas o tejidos que queramos higienizar y desodorizar hasta hacer lo propio con sus accesorios, como camas, bebederos, comederos, mantitas o juguetes, pongamos por caso.

De igual manera, el ozono disuelto en aire resulta de gran utilidad para higienizar y decir adiós a malos olores sin necesidad de utilizar el agua. Bastará con aplicar el chorro de aire ozonizado directamente sobre la superficie a tratar o, por ejemplo, utilizar una bolsa ozonizadora, en la que introduciremos el objeto que deseemos tratar con ozono.

Por otra parte, el objetivo es llevar a cabo una eliminación de olores no solo significa no dejar ni rastro del olor a orina y defecaciones, pongamos por caso, ya sea en el ambiente o en superficies de distinto tipo, en el caso de que lo hagan fuera de la bandeja. Si queremos que el resultado sea idóneo, en lugar de utilizar limpiadores convencionales, -por otra parte de composición química, con lo que resultan un peligro para la salud-, que añaden olores, habremos de recurrir al ozono.

Su efectividad en desinfección es muy superior a la de productos de limpieza, puesto que supera en varias miles de veces el efecto de la lejía, por poner un ejemplo, pero además tiene la gran ventaja de no añadir otros olores. Por lo tanto, eliminaremos olores sin superponer otros, con lo que los gatos no tendrán la tentación de marcar de nuevo.

Un ambiente limpio en profundidad

Con el ozono, la eliminación de olores propios de casas donde hay gatos también se consigue sin añadir otros en su lugar, como ocurre con los aerosoles de tipo ambientadores y/o absorbe olores. A diferencia de estas soluciones de composición sintética, el ozono nos brinda una solución completa, ya que además de desinfectar en profundidad y eliminar olores no añade ningún otro.

El resultado será un ambiente limpio y fresco, en el que dará gusto estar y respirar, proporcionando un confort ambiental que toda la familia sabrá agradecer. Además, como ocurre también cuando usamos el ozono disuelto en agua, los tratamientos ozonizadores desinfectan el ambiente de forma integral, minimizando problemas de salud.

Recordemos aquí que el ozono oxida y, por lo tanto, destruye compuestos orgánico e inorgánicos presentes en el aire o en superficies, de tal modo que proporciona una solución definitiva para el logro de la tan necesaria calidad ambiental. Simplemente aplicando tratamientos regulares conseguiremos una atmósfera limpia en profundidad, en la que la contaminación ambiental quedará reducida de forma significativa: virus, bacterias, mohos y alérgenos como ácaros del polvo o pelos de gato o perro, entre otras partículas potencialmente nocivas quedarán minimizados.

Accesorios y superficies sin olores

En el caso de los gatos, como hemos apuntado, los accesorios que pueden tratarse con ozono son prácticamente todos, ya sea lavándolos con agua o aplicando el chorro de aire, un método que también mencionamos anteriormente.

El método que debe emplearse no ofrece mayor dificultad. Será más que suficiente con lavar como de costumbre, bien dejando que el chorro del agua caiga sobre el accesorio, mientras lo frotamos, o sumergiéndolo, del mismo modo que encontraremos ozonizadores que abastecen de agua ozonizada a la lavadora, con las ventajas añadidas que ello supone para que nuestra colada mejore.

Asimismo, es posible obtener excelentes resultados pasando una bayeta humedecida en agua tratada con ozono. Pero no solo eso, porque además de pasar la bayeta, a la hora de hacer la limpieza de la casa, será muy efectivo contra el olor de gato utilizar agua ozonizada para fregar suelos, muebles, paredes y cualquier otra superficie.

En definitiva, la combinación de ozonizadores apropiados para satisfacer los distintos requerimientos de un hogar con gato es clave para decir adiós de forma definitiva al problema de los olores, además de poder beneficiarnos de otros muchos usos y beneficios que nos pone en bandeja la versátil tecnología del ozono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *