Eliminar olores de tabaco en casa con un generador de ozono

Acabar con olores y mantiene el aire más sano, tanto para fumadores como para fumadores pasivos

Acabar con los olores de tabaco puede convertirse en una lucha cotidiana, sin resultados positivos. Por mucho que nos empeñemos en acabar con este tipo de pestilencias, un problema tan común como difícil de combatir, los remedios convencionales no acaban de funcionar. Afortunadamente, contamos con la tecnología del ozono gracias a los generadores domésticos.

Los ozonizadores, en efecto, son unas herramientas de gran eficacia, que eliminan malos olores de todo tipo de forma rápida, fácil y segura, incluyendo los más persistentes, como los que genera el tabaco.

El uso del generador de ozono

El uso de un generador de ozono puede ser de gran ayuda para acabar con el problema, pero no todos son equipos óptimos para tal función. Entre otras recomendaciones, es importante hacer una elección lo más idónea posible en función de las necesidades propias, considerando aspectos fundamentales como la potencia necesaria, el tipo de diseño que precisamos y/o preferimos, más o menos sencillo, compacto, portátil o, por ejemplo, otros usos que también queramos darle a esta versátil tecnología.

Los ozonizadores de gama media son perfectamente eficaces para acabar con los olores de tabaco y otros hedores habituales en los hogares, como el olor a mascotas, a pañales, a comida, a alimentos que se han pasado o a productos químicos. En este último caso, las posibilidades son muchas, desde los compuestos químicos que desprenden pinturas, barnices, pegamentos o, sin ir más lejos, los productos limpiadores del hogar.

El uso de un ozonizador para eliminar olores de tabaco es muy sencillo. Bastará con seguir las sencillas instrucciones que figuren en el folleto de instrucciones, sin más complicaciones. Por lo general no requieren de ninguna instalación y realizar un tratamiento es realmente cómodo.

Ventajas del ozonizador mini

 

Eliminan malos olores de todo tipo de forma rápida, fácil y segura

 

Será suficiente con enchufarlo, encender el interruptor y dejar que actúe durante el tiempo elegido, que puede programarse hasta un máximo de 90 minutos, pudiendo ser de un mínimo de 10 minutos. No olvidemos que, si deseamos acabar con malos olores como el del tabaco, obtendremos excelentes resultados con el periodo mínimo, pues se necesitan entre 5 y 10 minutos para una completa limpieza de atmósferas.

También podemos utilizar varios generadores de ozono de forma combinada para así mejorar los resultados, tanto a la hora de prevenir que las atmósferas domésticas se carguen, como al realizar el tratamiento para eliminar los olores después. Es el caso del cenicero ozonizador, ideado para extraer el humo del tabaco que se deposita en el mismo, con lo que logramos un aire más limpio incluso mientras se está fumando.

Toda una ventaja no solo para acabar con olores, sino también de cara a mantener el aire más sano, tanto para el fumador como para los fumadores pasivos, con mayor motivo si en casa hay personas enfermas, convalecientes, niños o ancianos.

Además, se incorpora la función ionizadora y filtros de carbón activo para capturar las partículas nocivas además de olores y, a través de los iones, conseguir una atmósfera agradable gracias a su emisión de forma simultánea. Muy fácil de usar en cualquier lugar, puesto que además funciona con pilas, por lo que no hay que estar pendiente de que haya un enchufe cerca.

Igualmente, la impregnación de los olores intensos en ropa y tejidos puede eliminarse fácilmente gracias a un ozonizador de aire, agua o mixto. Para lograr los mejores resultados habremos de elegir el aparato o aparatos adecuados, incluyendo posibles accesorios. Nos será de gran utilidad la bolsa ozonizadora o el ozonizador de zapatos, así como la aplicación de aire de forma directa sobre el tejido, sea un prenda de vestir, un tapizado, una alfombra o una cortina, pongamos por caso.

Si nuestro objetivo es lavar con agua, hacer la colada a máquina o a mano con agua ozonizada puede convertirse también en una fórmula infalible para acabar con el olor a tabaco en todo tipo de tejidos, sin necesidad de añadir otros perfumes. Para ello necesitamos un generador de ozono que inyecte ozono en el agua que abastece la lavadora o la red general de la casa, o bien podemos lavar a mano cualquier prenda u objeto utilizando agua ozonizada generada por un ozonizador de agua.

Desodorizar y purificar, doble beneficio

Gracias a las grandes ventajas del ozono, además de acabar con los malos olores erradicaremos casi por completo la contaminación que implica tanto el humo como otros focos de contaminación domésticos. Recordemos aquí la importancia de higienizar ambientes y superficies en profundidad en el hogar, puesto que el ambiente interior acumula mucha más suciedad y compuestos peligrosos para la salud que el aire exterior.

No en vano, acabar con olores es consecuencia del poder desinfectante del ozono es un arma infalible para minimizar riesgos asociados a microorganismos, entre ellos virus, bacterias, ácaros del polvo y y compuestos químicos.

En concreto, la oxidación que caracteriza al proceso de ozonización es clave para conseguir resultados de gran eficiencia en desinfección y desodorización de aire y superficies, al tiempo que podemos purificar el agua potable o reciclarla, así como darle usos cosméticos y terapéuticos.

Más allá de desodorizar, por lo tanto, el uso de la tecnología del ozono tiene un sinfín de aplicaciones domésticas beneficiosas para la salud, que sin duda nos conviene conocer para así sacar un mayor partido de la misma.

Más allá de los ozonizadores

No olvidemos, por otro lado, que los purificadores de aire también pueden incluir la función ozonizadora, de gran utilidad para lograr un aire de calidad mediante un funcionamiento regular adaptado a cada entorno concreto.

En lo que respecta al control de la contaminación y olores que ocasiona el tabaco, en el mercado podemos encontrar purificadores de aire avanzados a precios muy competitivos, equipados con tecnologías que mejorarán la calidad del aire en cualquier estancia de la casa. Además del ozono, la actuación de los filtros Hepa, el carbón activo, iones y luz ultravioleta realizará un tratamiento integral que nos brindará un aire saludable, de gran calidad, que toda la familia sabrá agradecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *