Cómo eliminar el humo del tabaco en casa

Claves para eliminar el humo de tabaco en casa

El humo del tabaco en casa resulta muy molesto y, por otra parte, sus compuestos amenazan nuestra salud. Tengamos las ventanas abiertas o cerradas, el humo todo lo impregna, desde el aire hasta las superficies con las que entra en contacto, incluyendo nuestro cuerpo, pelo y ropa.

Independientemente de que se fume delante de otras personas o cuando no hay nadie en casa o en una determinada estancia, ventilemos o no, lo cierto es que el humo del tabaco supone un problema en el momento de producirse y también luego. ¿Cómo acabar con él? En este artículo te damos las claves para hacerlo recurriendo a soluciones definitivas de probada eficacia.

Calidad ambiental como objetivo

eliminar humo tabacoEliminar el humo del tabaco en el ámbito doméstico, en efecto, no resulta fácil. No, al menos, si no contamos con soluciones realmente eficaces, diseñadas para sacar el máximo partido de tecnologías punta en desinfección y desodorización ambientales.

La ozonización y el tratamiento ambiental integral que nos brindan los modernospurificadores de aire son dos soluciones óptimas para el problema del tabaco, tanto a nivel de olores como de higiene y confort ambiental.

Su funcionamiento combina la actuación de distintas tecnologías de alto rendimiento en purificación ambiental. Dispone de filtración automática mediante prefiltro, filtración electroestática, hepa, carbón activo, esterilizador de titanio, rayos ultravioletas, ionizador y ozonización.

A su vez, encontraemos equipos que incorporan sensores inteligentes que detactan de partículas de polvo y humo, ideal para conseguir una prevención constante, que nos garantiza en el día a día una atmósfera limpia, sin humos ni otros elementos polucionadores.

Con la gran ventaja de poder despreocuparnos por completo, pues gracias a éstos mantener un aire sin humo no precisa de la acción o control del usuario, ya que es el mismo aparato el que se activa para realizar su trabajo de limpieza en los momentos críticos.

De manera que no solo conseguimos eliminar el humo de tabaco, una de sus aplicaciones más prácticas, sino cualquier otro agente contaminante. Desde compuestos orgánicos hasta inorgánicos, obteniendo un aire prácticamente libre de virus, bacterias, compuestos orgánicos volátiles o COV, esporas, mohos, o, por ejemplo, partículas de origen químico que pueden resultar tóxicos para la salud de toda la familia.

Ozono, nuestro gran aliado

El ozono, en particular, también es una solución estupenda por sí misma para conseguir esa doble actuación desodorante y desinfectante. Los ozonizadores nos lo ponen realmente fácil en el hogar, sobre todo actualmente, pues el mercado nos ofrece un sinfín de modelos de uso casero para ozonizar atmósferas con una eficiencia hasta hace nada impensable.

Obtener un ambiente fresco, libre de olores y de las micro partículas que forman parte del humo, técnicamente, es posible gracias a la ozonólisis, un proceso que desencadena una oxidación rápida de las partículas contaminantes presentes en el aire, en superficies de todo tipo o en el agua.

En apenas unos minutos se completa la ozonización de ambientes o de superficies de forma automatizada. En nuestro caso, el humo de tabaco ensucia la atmósfera, con lo que el tratamiento idóneo es la ozonización de ambientes.

18Así pues, eliminar el humo requiere de su actuación a nivel atmosférico, con lo que los ozonizadores diseñados para tal uso serán de gran ayuda. Entre los equipos idóneos encontramos distintos ozonizadores portátiles, de una amplia varidad de tamaños, prestaciones y diseños, que pueden utilizarse en el hogar de una forma realmente sencilla, sin precisar mantenimiento y con un mínimo consumo energético.

Bastará con activar el interruptor de encendido y, en su caso, programarlo, para empezar a realizar tratamientos ambientales de forma puntual o periódica, es decir, manual o automatizadamente.

Si queremos mantener una atmósfera fresca, previniendo los estragos que provoca el humo, lo más efectivo es ozonizar el ambiente con regularidad, aprovechando la comodidad que proporciona el temporizador, normalmente incluido en ozonizadores domésticos de todo tipo.

Los modelos más sofisticados permiten programaciones, con lo que el mismo aparato llevará a cabo tratamientos con la regularidad que hayamos previsto, en función de los diferentes requerimientos.

Del mismo modo, la higiene que efectúa un aparato purificador de última generación incluye la realización de tratamientos ozonizadores. Junto a éstos, además, se lleva a cabo una actuación a nivel de partículas de muy pequeño tamaño y de limpieza ambiental en profundidad, con lo que el resultado es un aire de gran calidad.

Al tiempo que conseguimos acabar con el humo del tabaco a todos los niveles, incluyendo las partículas que polucionan el aire y también su molesto olor, se .

Igualmente, la ozonización acaba con los olores a tabaco de las superficies con las que el ozono entra en contacto, entre otras puertas, muebles, cortinas, suelos o paredes, pongamos por caso. Aunque un tratamiento específico, mediante la aplicación de un chorro de aire ozonizado o limpiando con agua ozonizada la superficie, tejido o, en fin, el objeto de que se trate.

Adiós para siempre al humo

En definitiva, tanto los purificadores de aire inteligentes como los ozonizadores son una excelente opción para eliminar el humo del tabaco en casa, pues a su eficiencia se suma una completa inocuidad, tanto para la salud de las personas como del medio ambiente.

Habida cuenta de que la mejor manera de acabar con él es prevenirlo o, al menos, aplicar un efectivo tratamiento en el momento, con ambas opciones podemos establecer la mejor estrategia para solucionar de una vez por todas este problema cotidiano.

Por último, a la hora de optar por uno u otro modelo, la elección será clave para obtener un rendimiento satisfactorio. Además de buscar una buena relación calidad precio, es importante comprar un aparato de una potencia adecuada al tamaño de la estancia más grande que vayamos a tratar. Ni superior ni inferior, para así gastar lo justo y necesario al adquirirlo y también en su uso, con lo que no pecaremos por defecto ni por exceso. Y lo mismo cabe decir sobre las prestaciones, en cuyo caso será interesante contar con el consejo experto de fabricantes o distribuidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable Cosemar Ozono S.L.
CIF B82130956
Dir. postal Pol. Ind. El Cascajal. c/Sisones 2, nave 19-19 28320 Pinto (Madrid)
Teléfono 916 920 018
Correo elec. info@cosemarozono.es

En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado, realizar la facturación del mismo. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Cosemar Ozono S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Asimismo solicito su autorización para ofrecerle productos y servicios relacionados con los solicitados y fidelizarle como cliente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.