Evitar el problema de la humedad y moho con purificadores de aire

Ventajas de combatir el moho y la humedad con ozono

El moho se encuentra tanto en interiores como al aire libre, por lo que entrará fácilmente en nuestro hogar cuando abrimos las ventanas, y también se genera dentro de ella, pudiendo provocar serios problemas de salud. Para acabar con él es importante contar con un purificador de aire capaz de controlar el problema de la humedad, causa más frecuente de su aparición.

En este post vamos a repasar brevemente las ventajas que aporta el uso regular de un purificador de aire para mantener a raya tanto el problema de las humedades como el de los hongos, ya sea para prevenir como a modo de tratamiento.

¿Qué es el moho?

Empecemos definiendo el moho, un tipo de organismo eucariota que se engloba dentro del grupo de los hongos, junto con las setas y las levaduras. Curiosamente, no pertenecen al reino animal ni al vegetal por sus peculiares características y pueden existir centenares de miles de especies.

Hasta ahora se han descrito alrededor de 80.000 en todo el mundo. Sin embargo, las más comunes en nuestras casas suelen ser del tipo Aspergillus, Cladosporium, Penicillium y Alternaria.Al margen de diferencias entre especies, se trata de una contaminación que en ocasiones provoca efectos negativos en la salud que pueden ir desde el aletargamiento o las alergias hasta enfermedades respiratorias u otras condiciones graves.

El moho puede resultar tóxico y provocar enfermedades de distinta gravedad, algunas potencialmente mortales

¿Por qué es importante eliminarlo?

La generación de moho en las paredes o techos e incluso en suelos es una consecuencia de un exceso de humedad en el ambiente o en superficies en las que se filtra el agua de tuberías o, por ejemplo, como resultado de problemas de aislamiento.

Además de lugares más habituales, tales como los baños, garajes, cocinas o sótanos húmedos, en las casas puede haber numerosas fuentes ocultas de moho. Sobre todo, sospechemos de los hogares con fugas en el techo y otros problemas de plomería, ya que el moho no tarda en multiplicarse y liberar esporas donde menos lo esperemos.

En las paredes, debajo de la alfombra, en tejidos, en la ropa de cama, en los muebles, en los suelos, puertas de madera, en la ropa de cama o, por ejemplo, hasta en las almohadas. En otras palabras, nuestro hogar puede convertirse en un espacio poco salubre por culpa de un exceso de humedad y la aparición de moho.

Básicamente, el moho crece donde hay humedad y nuestras casas u otros espacios interiores son lugares donde a menudo encontramos ambientes húmedos. Pero no solo eso, porque hay algunas especies de moho que también proliferan en ambientes secos.

La existencia de moho en las casas o lugar de trabajo, pongamos por caso, provoca reactividad en personas sensibles, ya sea en forma de malestar general, dolor de cabeza o congestión nasal, tos, irritación de los ojos y de la piel. Las consecuencias pueden ser más graves para las personas con alergia al moho, así como a las esporas, sobreviven durante meses e incluso años incluso en atmósferas de extrema sequedad.

En general, además, el moho puede resultar tóxico y provocar enfermedades de distinta gravedad, algunas potencialmente mortales. Si bien muchos hongos son inofensivos, al margen de que resulten alergénicos, otros ocasionan patologías. Sobre todo, en el hogar resultan peligrosos los denominados hongos parásitos, tanto para nosotros como para nuestras mascotas.

Cuando los hongos infectan al ser humano pueden provocar desde infecciones cutáneas (pie de atleta o tiña, por ejemplo) hasta disnea, hemorragia pulmonar idiopática agua o micosis broncopulmonares, entre otras enfermedades micóticas.

Son enfermedades que, por lo general, resultan fácilmente transmisibles a otras personas y cuya gravedad depende en gran medida de la fortaleza del sistema inmunitario. Afectan especialmente a personas con defensas bajas como bebés, ancianos, personas enfermas o convalecientes, si bien toda la familia puede contraerlas.

Otros problemas que puede provocar la humedad

Los problemas de salud asociados a una presencia excesiva de humedad se asocian tanto a su concentración en superficies como a una presencia de vapor de agua, habitualmente en algunas estancias como son los cuartos de baño o las cocinas, desde donde se distribuyen al resto de la casa cuando no hay una buena ventilación.

La falta de renovación del aire provoca los problemas más preocupantes, puesto que no tomamos medidas para que la concentración de humedad disminuya. Sus efectos, además de los mohos, que enrarecen y degradan la atmósfera, son también las manchas de humedad, que se caracteriza por manchar y provocar un olor muy desagradable y peculiar.

Pero las consecuencias van más allá del problema estético o de un ambiente poco confortable puesto que, como hemos visto, éstas son un caldo de cultivo para que se multipliquen los hongos y sus esporas, entre otros organismos peligrosos.

Por un lado, las condiciones de humedad de más del 72 por ciento son suficientes para que se desarrollen micelios, capaces de producir alergias importantes como rinoconjuntivitis y asma bronquial.

La mayor cantidad de humedad en el aire, por otro lado, se traduce en una mayor presencia de ácaros y bacterias, convirtiendo nuestro hogar en un lugar nada saludable en el que la mala calidad ambiental traerá un importante disconfort.

Cómo puede ayudar un purificador de aire

Teniendo en cuenta que los hongos pueden encontrarse en muy distintos puntos de nuestras viviendas y que la humedad ayuda a su proliferación, acabar con la raíz del problema es clave para prevenirlos y también para tratarlos.

De hecho, si no se acaba con la razón que ocasiona el problema, la carga de contaminación no hará más que agravarse. Gracias a los purificadores de aire podemos evitar que sea así, ya que su uso desinfecta la atmósfera y acaba con las consecuencias asociadas a los problema de humedad en paredes, techos y otras superficies.

Igualmente, una mala ventilación se resuelve fácilmente con el uso de estos equipos, al margen de que en algunos casos sea recomendable complementarlo con un humidificador con el fin de evitar la condensación del aire. Y, por supuesto, eliminar definitivamente el foco del problema en ocasiones puede requerir la realización de reformas, aunque hasta que las hagamos el purificador nos ayuda a su control.

La combinación de tecnologías de última generación (ozono, rayos ultravioleta, iones y filtros de alta calidad) en desinfección ambiental y de superficies es la razón por la que los purificadores de aire modernos nos permiten combatir este doble problema de humedades y hongos, al tiempo que purifican el ambiente en profundidad.

Minimizaremos la existencia de esporas, tanto las que se encuentran suspendidas en el aire como en distintas superficies. Por lo tanto, utilizar un purificador es sinónimo en estos casos de tomar medidas de higiene ambiental capaces de disminuir al máximo la colonización de los hongos, esporas, ácaros del polvo y demás partículas polucionantes de tipo orgánico e inorgánico.

Igualmente, los malos olores asociados a las humedades, hongos y otras fuentes de pestilencias típicas del hogar desaparecerán gracias a estos mismos tratamientos ambientales realizados con los purificadores.

 

 

2 comentarios en “Evitar el problema de la humedad y moho con purificadores de aire

  1. ¿Es posible utilizar los ozononizadores de agua dentro de un cuarto con excesiva humedad y si se puede cuanto tiempo es recomendable usarlo?

    ¿Estos ozonizadores de aire producen algún tipo de radiación?

    1. Buenos días, David. Sí, se podría. ¿Qué uso tiene pensado darle? El tiempo de funcionamiento dependerá, en parte, de ello.
      Por otro lado, los ozonizadores no producen ningún tipo de radiación.
      Si cuenta con alguna duda, puede escribirnos a info@cosemarozono.es y estaremos encantados de ayudarle.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable Cosemar Ozono S.L.
CIF B82130956
Dir. postal Pol. Ind. El Cascajal. c/Sisones 2, nave 19-19 28320 Pinto (Madrid)
Teléfono 916 920 018
Correo elec. info@cosemarozono.es

En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado, realizar la facturación del mismo. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Cosemar Ozono S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Asimismo solicito su autorización para ofrecerle productos y servicios relacionados con los solicitados y fidelizarle como cliente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.