Archivo de la categoría: Insectos y Animales

¿Cómo ahuyentar las plagas de palomas?

¿Cómo podemos ahuyentar palomas de nuestro balcón o patios sin que haya que recurrir a remedios perjudiciales para las propias aves, el medio ambiente y hasta seres humanos? En nuestra tienda online ofrecemos todo tipo de productos para repeler animales, en esta ocasión nos centraremos en los consejos para ahuyentar las palomas.

Las palomas bravías ( Columba livia)  pueden llegar a ser una fuente de contagio. Son aves fuertemente adaptadas al hombre y al medio urbano y que, a diferencia de otros pájaros también visibles en ciudad, acceden y nidifican sobre o en el interior de los inmuebles e instalaciones de uso humano. Las edificaciones pueden verse afectadas por palomas debido a la presencia o aglomeración excesiva de estas aves en el entorno. En la inmensa mayoría de los casos esto es debido a uno o varios factores como la alimentación de palomas en espacios públicos inmediatos.  Sus excrementos dañan los edificios y los ensucian, llegando a ser corrosivos.

En el mercado se nos ofrecen trampas y productos químicos para ahuyentar palomas. No obstante, sus usos pueden traer problemas inesperados. Existen algunas formas naturales:

  • Viejos CD: la superficie reflectante que tienen sirve para ahuyentar a las palomas, ya que la luz que reflejan asusta a los pájaros, aunque su eficacia es limitada ya que las aves se llegan a acostumbrar a ellos.
  • Molinillos: proteger nuestras macetas del balcón de las palomas es posible con unos molinillos de colores brillantes. Cuando giran con el viento, los reflejos producidos contribuyen a disuadir a las aves.
  • Ultrasonidos: los dispositivos con ultrasonidos son bastante eficaces. No tienen efectos secundarios para los humanos y tampoco para las aves. Se alejarán sin causar ningún daño. Puedes ver precios de ahuyaentadores de palmas aquí.
  • Hojas de aluminio: El papel de aluminio de cocina también es eficaz temporalmente al ser una superficie reflectante. Podemos atar tiras de papel de aluminio en la barandilla de nuestro balcón.

Medidas de control

Con el fin de evitar el acceso y/o posado de las palomas en los inmuebles, puede ser necesario recurrir a la instalación de sistemas diseñados específicamente para proteger de las aves a las edificaciones. Entre estos sistemas se pueden citar:

         Métodos físicos
  • Púas (spikes): dispositivos no traumáticos para las aves, concebidos para disuadir el perchado de palomas (y otras aves) en cornisas, aleros, alféizares, etc. Transformando los planos de las cornisas (plano inclinado ›30º) se consigue el mismo efecto.
  • Espirales (coils): producen un efecto similar a las púas: se utilizan preferentemente sobre aleros y alféizares donde no se requiere discreción estética excesiva.
  • Mallas o soluciones equivalentes que permiten con una relación coste – beneficio a menudo muy favorable, para evitar el acceso y nidificación de palomas en ventanucos medianeros, huecos bajo aleros, etc.
     Métodos biológicos
  • Aves de presa: en ciertos entornos particulares (espacios aeroportuarios, estadios deportivos, etc…) pueden utilizarse aves de presa para explotar el efecto de huida que produce la presencia de estos depredadores entre numerosas aves, incluidas las palomas.
     Métodos químicos
  • Geles repelentes: sustancias que, aplicadas por profesionales en zonas de perchado de palomas, producen desagrado a las aves. Permanecen mucho tiempo gelatinosas, sin licuarse ni solidificarse, y que causan una sensación desagradable a los pájaros cuando se posan sobre ellas.
¿Qué hacemos para ahuyentar palomas si se posan?

Lo primero que tenemos que hacer es poner algún tipo de impedimento para que ellas pierdan el ángulo de visión o físicamente no puedan posarse en estas superficies. Hay que intentar colgar impedimentos que les hagan sombra hasta que las palomas se deshabitúen al sitio. Se pueden retirar después los elementos. La precaución que hay que tomar es que no enreden a las palomas.

Hay que tener cuidado en todos los casos, teniendo en cuenta las medidas de seguridad para que no caiga ningún objeto a la calle. Además, no debemos correr riesgos de caída, para estos casos se debe llamar a un profesional especializado en la protección de edificios.

En caso de que las aves nidifiquen, ¿cómo debemos ahuyentar las palomas?

Hay que taponar las entradas con mallas de apertura en un solo sentido. Así las aves podrán salir, pero no volverán a entrar. Esto resulta complicado salvo si se es un especialista en trabajos verticales, ya que estos lugares suelen ser de acceso complicado.

A fin de acabar con el problema de anidación o posamiento de palomas en edificios y casas deben establecerse medidas correctoras de conservación adecuadas y/o facilitar la comunicación y gestión posterior del problema al ayuntamiento pertinente.

  • No alimentar a las palomas, ni de modo expreso, ni de forma indirecta depositando o acumulando residuos alimentarios en terrazas, azoteas o balcones.
  • Evitar la existencia de zonas encharcadas, sobre todo en patios o jardines, que puedan ser foco de atracción para las palomas (baño).
  • Evitar las posibilidades de refugio y anidación de las palomas en los inmuebles. Para ello es necesario proceder a sellar o aislar todas aquellas oquedades que se detecten en el edificio (huecos medianeros, ventilación de cámaras de aire bajo cubiertas, etc…), con el fin de impedir el acceso de las palomas y por tanto su anidamiento, sobre todo en buhardillas o tejados.
    ¿Cuáles son las protecciones que debemos usar?
  • Métodos para que no entren (mallas en una sola dirección y anti-palomas)
  • Sistemas eléctricos para que no puedan acceder (recomendamos que, lógicamente, sean instalados por especialistas en la materia)
  • Protecciones en las jardineras y en las superficies (se recomienda de nuevo que lo instalen especialistas)
  • Impedimentos, como pueden ser sábanas o telas.
  • Repelentes de tipo visual (pueden valer los CD cuando los casos son de escasa importancia)
  • Limpieza y orden en las terrazas y balcones.
        Repeler a las palomas

Repelerlas es aplicar un repelente que las incomoda hasta el punto de cambiar de sitio. Los repelentes tienen un problema: no todos funcionan, o casi ninguno lo hace. Por lo tanto, no tienen el mismo significado que ahuyentar. Algunos de los que han dado mejores resultados son el gel anti-posamiento y el líquido repelente. Usualmente estos repelentes suelen ser indicados para situaciones concretas, ya que no se puede querer eliminar, por ejemplo, todas las palomas de un puerto a base de repelentes. Donde sí muestran su eficacia es en la protección de zonas o puntos concretos, en los que pueden ser muy útiles (cornisas, canalones, etc.)

El Ahuyentador de Palomas Inalámbrico está especialmente diseñado para  zonas de jardín, vecindad, piscinas, huertos y espacios abiertos.

Esperamos que después de haber leído este artículo te conviertas en un ahuyentador de aves y sepas cómo afrontar la gran molestia que pueden suponer en determinadas ocasiones las palomas en nuestros hogares.

Como hacer desaparecer insectos y pequeños animales sin usar químicos

Moscas, mosquitos o roedores son muchas veces, contra nuestra voluntad, animales “domésticos”; y no porque los adoptemos como mascotas, claro. Los insectos y los pequeños animales son auténticas plagas que se han habituado a la presencia humana y aprendido cómo sacar provecho de ella.

Es incuestionable que alguno de nuestros comportamientos puede atraer a cierto tipo de animales, pero aún en el caso de que mantengamos una perfecta higiene en nuestro hogar, resulta inevitable la presencia, sobre todo en zonas poco frecuentadas como desvanes, almacenes o en las zonas de jardín, de animales no deseados, desde artrópodos (arañas, moscas, mosquitos, chinches…) hasta aves o pequeños mamíferos cuya presencia no tiene porqué resultar perjudicial (pensemos, por ejemplo, en los murciélagos, que tan importante papel desempeñan en la eliminación de moscas y mosquitos), siempre que no se establezcan permanentemente en el interior de las viviendas. Evidentemente, hay ciertas especies que sí suponen un riesgo para la salud, como ciertos insectos o roedores.

.
Por ejemplo, tendemos a ver a la mosca sólo como una molestia, pero es un hecho que estos insectos constituyen uno de los principales portadores de enfermedad en todo el mundo. En efecto, los microorganismos patógenos son “recogidos” por las moscas en la basura, el alcantarillado y otras fuentes de suciedad. Las moscas regurgitan y excretan en los lugares en los que se posan, por lo que son la herramienta perfecta para la transmisión de enfermedades. Las moscas domésticas son sospechosas de la transmisión de, al menos, 65 enfermedades únicamente en los seres humanos.

.
Asimismo, los mosquitos pueden llegar a ser un verdadero peligro, independientemente de las molestias que su picadura ocasiona: son los animales que más muertes provocan cada año, al ser estos insectos portadores de virus mortales para el hombre que transmiten con una simple picadura. Además, cada vez se vuelven más resistentes a los biocidas, con lo que resulta cada vez más difícil acabar con ellos. Por no hablar de ratas y ratones, que además de hacer desaparecer nuestra comida, son portadoras de patógenos y causan daños en las infraestructuras de las edificaciones.

Los productos químicos no tienen impacto

La lucha química, a pesar de ser cada vez más específica y tener menor impacto, tanto sobre la salud humana como sobre el medio, no deja de resultar perjudicial, por poco tóxicos que sean los productos aplicados. La inhalación de residuales de plaguicida no deja de ser nociva en mayor o menor medida, sin contar con que muchas veces los animales diana acaban por desarrollar tolerancia a los productos que se aplican habitualmente, por lo que nos vemos obligados a aumentar las dosis o adquirir biocidas cada vez más agresivos, con el riesgo que ello implica para nuestra propia salud.
Por supuesto, más eficaz que el control de una plaga ya declarada, es la prevención de su aparición.

.
A este respecto, los métodos físicos son los que mejores resultados obtienen, aunque a veces pueden resultar antiestéticos o poco higiénicos. Por ejemplo, la tela mosquitera, o los aparatos electrocutores de insectos, que despedazan literalmente las moscas o mosquitos que entran en ellos, dispersando, en muchas ocasiones, sus fragmentos.
Evidentemente, un método que consiga repeler los insectos sin el uso de sustancias químicas ni barreras materiales visibles, sería ideal para zonas exteriores como jardines o invernaderos, tanto como para ciertas zonas interiores como desvanes, garajes, naves, etc., donde es frecuente la entrada inadvertida, por falsos techos o aberturas de cualquier origen, de animales pequeños que convierten el recinto en su madriguera, con los consecuentes problemas de suciedad, deterioro de muebles y estructuras y ruidos molestos que ello implica.

El ultrasonido como repelente de insectos y pequeños animales

Para estos casos, pues, resultan ideales los equipos que, gracias a la emisión de ultrasonidos, consiguen mantener alejados a los animales que habitualmente suponen un problema en nuestros hogares, como es el Repelente de insectos y pequeños animales de Ozonohogar. El sistema que usa este equipo se basa en la alteración, por medio de ultrasonidos, del comportamiento de los insectos.
Los ultrasonidos son ondas acústicas con frecuencias muy por encima del umbral de audición del oído humano, (aproximadamente 20.000 Hz); es decir, que esta gama alta de sonido es imperceptible para el oído humano, y no interfiere tampoco con los aparatos eléctricos que puede haber en el hogar (televisor, alarmas, etc.).

.

No utiliza productos químicos ,emite ultrasonidos. Se evita la inhalación de sustancias tóxicas y  olores que  desprenden de estos. Es seguro e inofensivo.

 

.

Aunque la bibliografía es contradictoria, y existen tanto estudios que avalan la eficacia de los ultrasonidos en el control de plagas, como otros que lo ponen en duda, lo que es innegable es que este tipo de ondas perturba el comportamiento normal y, según algunos ensayos, hasta la comunicación, de los animales que los perciben. Así, los estudios demuestran que, en interiores, y siempre que se apliquen correctamente, estos sistemas son muy eficaces, ya que los ultrasonidos aturden a los ejemplares de la especie en cuestión (no todos los ultrasonidos sirven para todas las especies: cada una tiene un rango específico de frecuencia a la que es sensible), poniéndolos en un estado de estrés constante que consigue que, finalmente, el animal se moleste y abandone o evite el lugar.

.
El repelente de insectos y pequeños animales de Ozonohogar presenta la enorme y evidente ventaja de no utilizar productos químicos de ningún tipo pues emite ultrasonidos. De esta manera se evita la inhalación de sustancias tóxicas y los olores que se desprenden de estos, por lo que se puede afirmar que es totalmente seguro e inofensivo, tanto para el ser humano como para sus mascotas.

.
Como ya hemos comentado, existen varios niveles de frecuencia según los tipos de insectos y pequeños animales que se desee ahuyentar; el volumen es también una variable que se debe tener en cuenta a la hora de ahuyentar unos u otros animales.
Por último hay que señalar que este método no traspasa las paredes. Estas áreas donde el ultrasonido no llega son técnicamente llamadas conos del silencio y los insectos o pequeños mamíferos tendrán vía libre en ellas, lo que significa que debería instalarse un equipo por ambiente a tratar.

Eliminar el mal olor de los hurones en casa

La eliminación del mal olor de las mascotas suele ser un problema en los hogares donde se comparte el espacio con animales de compañía. Mejorar la calidad ambiental es un reto difícil que superaremos fácilmente recurriendo a la tecnología del ozono

El caso de los hurones resulta especialmente problemático. Como bien saben las personas que tienen uno o varios hurones, estos encantadores animales se caracterizan por un olor azmizclado que recuerda al de un zorrino.

Este peculiar olor resulta desagradable para muchas personas, aunque existen maneras efectivas de controlarlo tanto en el animal como en la atmósfera o distintas superficies de la casa. A continuación, veremos cómo puede ayudarnos el ozono a conseguirlo de un modo eficaz, seguro y sencillo.

Pero antes veamos a qué se debe este olor, producido por unas glándulas que tienen en la piel, concretamente en su cara. Sobre todo, los hurones que más huelen son que no están castrados, por lo que la esterilización resulta de gran ayuda.

Sin embargo, aunque operarlos reduzca los olores no acaba de ser efectivo del todo, por lo que el problema del mal olor en el hogar no se solventará si queremos un ambiente verdaderamente libre de ellos.

La intensidad de los olores también se debe a otros factores, como la higiene del animal y su estado de salud. Por un lado, mantener al animal limpio es esencial, si bien no debe bañarse demasiado a menudo. Con el fin de mantener el equilibrio de su piel, no se aconseja hacerlo más de una vez al mes.

Otro aspecto que puede influir en su higiene es la posibilidad de desarrollar alguna infección en oídos y boca, por lo que además de revisiones regulares es importante estar atentos ante estos síntomas para acudir al veterinario.

De igual manera, la limpieza del entorno es decisiva a la hora de controlar el olor de la piel de los hurones. Como es lógico, resulta clave limpiar la jaula y los accesorios, entre ellos la bandeja sanitaria, renovándola de forma regular y retirando los desechos a diario para minimizar olores, si bien hacerlo no es suficiente para respirar un aire sin olores.

Una vez planteadas las necesidades de higiene en casas donde hay hurones, explicaremos la utilidad del ozono para dar respuesta a la mayor parte de ellas, puesto que su versatilidad e inocuidad se suman a una gran eficacia.

Agua ozonizada, una solución versátil

El agua ozonizada es idónea para bañar a un hurón y, en general, a cualquier otro animal de compañía que tenga aconsejado mojarse. Recordemos que el agua tratada con ozono gana en pureza y adquiere propiedades desinfectantes y curativas, ayudando a cuidar la piel y el pelo y proporcionando un ligero efecto antibiótico.

Además de dejar el pelo suave y con un olor a limpio muy agradable sin necesidad de usar champús ni colonias, también ayudará a minimizar su utilización en caso de preferir aplicar este tipo de productos. Bastará con una mínima cantidad de champú para obtener excelentes resultados, y las colonias u otras lociones perfumadas también tendrán un efecto mayor tras lavar al animal con agua ozonizada.
Por otra parte, emplear un ozonizador para que el hurón beba agua ozonizada ayudará a controlar su mal aliento y también a prevenirlo, al tiempo que será beneficioso para su salud. De hecho, el agua potable ozonizada es saludable igualmente para las personas, ya que gana en pureza, además de mejorar sus cualidades organolépticas.

En cuanto al lavado de accesorios, el agua ozonizada nos permite no solo acabar con los malos olores en bandejas sanitarias (es importante lavarlas cada cierto tiempo en profundidad), jaulas, hamacas, mantitas u otros complementos que tenga el animal.
En suma, cualquier superficie que entre en contacto con el hurón o hurones puede quedar manchada por esa grasa que ocasiona el mal olor y acabar siendo un foco de pestilencias. Será fácil acabar con ellas lavándolas con agua tratada con ozono, que obtendremos al instante, tan solo encendiendo el dispositivo ozonizador.

En el caso de los ozonizadores de grifo, abrirlo será suficiente para obtener agua ozonizada, sin necesidad de ninguna conexión eléctrica ni pilas, gracia a su turbina interior, que se activa con una cierta presión, por otro lado muy fácil de alcanzar.

Además de lavar sus accesorios y al propio animal, por último, el agua ozonizada será un gran aliado para realizar la limpieza de la casa. Con ella podremos lavar suelos, paredes, puertas, bancadas y toda clase de objetos y superficies que normalmente lavamos, y también nos ayudará con la colada, a mano o a máquina.

El ozonizador de grifo y sus beneficios.El agua ozonizada deja el pelo suave de nuestro hurón y con un olor a limpio muy agradable, sin necesidad de usar champús ni colonias

Ozono para desodorizar atmósferas

Lograr una buena calidad ambiental depende tanto de la higiene del animal, de sus accesorios y entorno como del tratamiento ambiental que llevemos a cabo. En este aspecto, la tecnología del ozono resulta muy efectiva tanto para la desinfección en profundidad del aire como para desodorizarlo.

La actuación del ozono hace posible este doble beneficio gracias a una oxidación que se produce durante el proceso de ozonización. Durante apenas unos minutos el ozono efectúa una limpieza que acaba con la mayor parte de los virus, bacterias, mohos, alérgenos y otras partículas que contaminan el ambiente.

Esa higiene en profundidad es la que, de forma natural, supone a su vez la erradicación de los malos olores. El resultado es un aire de calidad que da gusto respirar, mejorando la calidad de vida de toda la familia, incluyendo a los hurones. Por último, la ozonización es un proceso seguro, que resulta inocuo para la salud de personas, animales y entorno, ya que se emplean cantidades muy pequeñas de ozono y, tras finalizar el tratamiento, se convierte en oxígeno sin dejar residuos perjudiciales para la salud.

En definitiva, con la ayuda de la tecnología del ozono será más fácil mantener a nuestro hurón o hurones limpios, bien cuidados y en un entorno saludable. Como resultado de ello, será fácil controlar los olores y disfrutar de tan bonita mascota. Al fin y al cabo, este es el objetivo.

Hormigas en casa: cómo evitarlas con un repelente efectivo

Hormigas en casa: cómo evitarlas con un repelente efectivo

Diferentes métodos para conseguir evitar a las hormigas en el hogar.

Las plagas de hormigas domésticas son un auténtico quebradero de cabeza, sobre todo cuando se repiten cada año, algo muy habitual, por otra parte, pues forma parte del ciclo de vida de las hormigas. Sin embargo, podemos recurrir a remedios eficaces que nos ayuden a conseguir grandes resultados con muy poco esfuerzo, como la utilización de repelentes de insectos.

En este post vamos a dar algunos consejos prácticos que nos ayudarán a prevenirlas en el hogar, año tras año, de un modo definitivo. La fórmula es infalible si se aplica de forma adecuada, para lo cual nos ayudaremos del buen hacer de profesionales expertos, y poco más. Sencillamente, dejar que surta el efecto esperado la colocación de trampas de feromonas, totalmente inocuas para personas, mascotas y medio ambiente.

Control de plagas: erradicar y prevenir.

En la práctica, la prevención de plagas de insectos suele realizarse tras la erradicación del problema. Si la infestación se logra eliminar o minimizar, pues erradicarlas completamente es realmente complicado, entonces será el momento de plantearnos una actuación preventiva.

Lógicamente, lo ideal sería no dejar que el problema adquiera unas dimensiones cada vez mayores, pero esto no siempre es posible. En cuestión de hormigas, a menudo nos damos cuenta cuando el problema puede considerarse una plaga, o poco menos.

En casos graves, las trampas de feromonas se aplican tras recurrir a las fumigaciones, a modo de preventivo. En el resto de las situaciones, incluso cuando haya muchas, su presencia puede controlarse.

Aún así, la experiencia puede ayudarnos a actuar a tiempo e, idealmente, poder aplicar las trampas de feromonas periódicamente, con el fin de poder hacer el seguimiento oportuno. De este modo, será fácil prevenir a largo plazo. No en vano, la prevención es la mejor solución ante las plagas de insectos, incluyendo las hormigas, y en este caso resulta especialmente interesante gracias a su inocuidad, facilidad de aplicación y bajo coste.

Encontrar la mejor estrategia contra hormigas.

En concreto, los expertos realizarán un estudio previo mediante inspecciones visuales y la colocación de trampas de feromonas para realizar un diagnóstico en función de los resultados interpretados a partir de aquellas.

Posteriormente se establece una estrategia en función de las necesidades de cada caso, teniendo en cuenta la especie de que se trata, su número, lugar o lugares de acceso u otros factores decisivos.

De este modo, se establece un calendario aproximado de no más de unas semanas de duración, así como una serie de trampas colocadas en diversos puntos de forma estratégica. A partir de entonces, las feromonas actuarán como polo de atracción y atraparán a las hormigas día a día.

Por si lo desconoces, las feromonas son unas sustancias olorosas producidas de forma sintética, imitando a las naturales segregadas por las hormigas para comunicarse. Su colocación en lugares idóneos maximizará su eficacia e irá reduciendo la población sin dejar residuos ni tener que estar pendientes.

Buenas prácticas que ayudan a olvidarte de los insectos. 

Además de aplicar un sistema de control de trampas de feromonas, tener en cuenta una serie de sencillos consejos de fácil aplicación puede hacer una gran diferenciaa la hora de mantener el problema a raya de forma definitiva.

Tener en cuenta qué vías de acceso utilizan las hormigas para acceder a una cocina o a cualquier estancia del hogar es fundamental, tanto para evitar su propagación como la aparición de nuevas colonias.

Si el problema se complica más de lo esperado, tal y como se realiza de forma previa a la colocación de trampas de feromonas, los expertos revisarán de nuevo el diagnóstico de situación para identificar nuevos factores que pudieran haber pasado por alto. Pudiera ocurrir, por ejemplo, que hubiese algún problema estructural o de hábitos de organización inesperado que impidiera acabar de solucionarlo.

En este sentido, también pueden considerarse buenas prácticas preventivas la revisión de este tipo de problemas de forma independiente. Entre otras, revisar el entorno en busca de lugares de acceso, que pueden ir desde la existencia de rendijas en las paredes o puertas hasta, pongamos por caso, la misma ranura de la puerta en su parte inferior.

En efecto, esos lugares pueden ser simplemente huecos que nos pasan desapercibidos, por los que las hormigas entran fácilmente. Igualmente, es clave que el entorno esté ordenado y crear hábitos de limpieza.

La razón es sencilla. No olvidemos que las hormigas, al igual que otros insectos o que los roedores, entran en nuestro hogar y lo habitan porque en él encuentran alimento. De este modo, unas simples migas de pan, azúcar o cualquier otro resto, por muy pequeño que su tamaño sea a nuestros ojos, para ellas es sinónimo de comida.

Hormigas en casa: cómo evitarlas con un repelente efectivo

¿Y los insecticidas o trampas comercializadas en el supermercado o similares? Si queremos mantener nuestro hábitat libre de productos químicos, así como una eficacia que realmente ofrezca resultados a largo plazo, estas soluciones lo serán solo a medias.

La eliminación momentánea del problema dará paso a su agravamiento, pues además las hormigas acaban creando resistencia contra estos productos, siendo cada vez más difícil controlarlas. A su vez, la contaminación química del hogar es un recurso que solo debería utilizarse cuando la intensidad de la infestación no nos deje otra salida.

En otro orden de cosas, las plantas de acción repelente u otros trucos de la abuela pueden funcionar para evitar que accedan a un determinado espacio, pero siempre de pequeño tamaño, y sin garantías de solucionar el problema. Por mucho que consigamos que no accedan a una zona, lo harán a otras, y seguirá aumentando el tamaño del hormiguero.

Por el contrario, una actuación integral, que incluya trampas de feromonas, medidas correctoras y aplicación estratégica con control de evolución es la mejor manera de controlarlas con vistas a una posterior prevención.

Para decir adiós para siempre a las hormigas bastará con realizar un tratamiento completo y continuar con una monitorización regular.

En el mercado no encontraremos otra manera de abordar este problema de modo más inocuo, poco invasivo y efectivo, asequible y definitivo.  O, si todavía no sufrimos el problema, recurrir a este mismo método para prevenir desde un primer momento.