Coronavirus ¿qué es?

El coronavirus es uno más de los miles de virus con los que convivimos, y que no todos producen enfermedades .

Sería difícil encontrar a alguien que no haya estado en contacto alguna vez con algún coronavirus, ya que los resfriados, sin ir más lejos, pueden estar provocados por uno de ellos.

Es difícil decir algo sobre el coronavirus que no se haya dicho ya, aparte de ir actualizando las cifras de contagios y muertes según se van notificando.

Así, a día de hoy, 10 de febrero, por ejemplo, según el periódico La Vanguardia: “La Comisión Nacional de Sanidad de China ha informado hoy que se están rondando los 30.000 casos coronavirus en la provincia de Hubei. El brote de coronavirus ya ha infectado a 24 países. Sin embargo, el tanto por ciento de contagio es muy inferior que en China. Solamente 307 de los más de 40.000 casos detectados han sido fuera de las fronteras chinas”.

Por otra parte, de estos 307 casos, no se ha registrado ninguna muerte fuera de China y Filipinas, donde murió uno de los 3 afectados declarados. En Europa los primeros casos se conocieron a finales de enero, habiéndose notificado al menos 43 contagiados en nueve países, entre ellos Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido, pero, como decimos, no hay que lamentar ninguna muerte.

De hecho, a pesar de la alarma generada por las noticias, los casos de gripe “normal” son infinitamente más y generan muchas más muertes en Europa y América que el famoso coronavirus. Por ejemplo, en España, según los datos de Redacción Médica, en la tercera semana de 2020 se ha llegado a un pico de 2 casos de gripe por 1.000 habitantes; comparado con los dos casos de coronavirus detectados en todo el país en lo que va de año, la incidencia de esta enfermedad es meramente anecdótica.

Gracias a Dios, el sentido común y el conocimiento de causa imperan en los lugares que cuentan, y hacen que el alarmismo no prospere sin dejar de estar atentos a la evolución de la enfermedad. Así, D. José Antonio Pérez Molina, experto de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) y médico del Centro de Referencia de Enfermedades Tropicales del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, declaró en una entrevista reciente que el coronavirus es uno más de los miles de virus con los que convivimos, y que no todos producen enfermedades . En efecto, sería difícil encontrar a alguien que no haya estado en contacto alguna vez con algún coronavirus, ya que los resfriados, sin ir más lejos, pueden estar provocados por uno de ellos.

A pesar de las muertes que este brote ha ocasionado, pues, debemos recordar que gran parte de los coronavirus no son peligrosos y se pueden tratar de forma eficaz.
En realidad, se sabe poco sobre este virus en concreto, bautizado como 2019nCoV, ya que todavía no existe información exacta sobre su origen, virulencia, nivel de transmisibilidad o tiempo de incubación, lo cual es muy comprensible: ¡hace apenas dos meses ni siquiera se sabía de su existencia!

Esto explica que la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como las Administraciones de los distintos países, adopten el principio de precaución, y dicten medidas para evitar y/o contener la epidemia (epidemia que, insistimos, no se ha declarado en ninguna parte del mundo fuera de China).

De cualquier manera, como decimos, la OMS ha abierto en su página web una sección dedicada a este tema, tanto para responder a las preguntas más frecuentes, y tranquilizar a la población, como para difundir algunas medidas básicas de protección contra el contagio, que se pueden consultar en estos enlaces:
https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/myth-busters
https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public

Básicamente, las medidas de precaución dictadas son las mismas que se recomiendan para evitar contagios de gripe y catarros: extremar la higiene, sobre todo de manos y superficies, ya que la transmisión de estos virus entre seres humanos parece ser igual a la de los virus de la gripe, por vía aérea, principalmente cuando una persona afectada tose o estornuda, ya que las gotitas de saliva expulsadas al toser o estornudar pueden entrar en contacto con la boca o nariz de las personas que se encuentran cerca o depositarse en las superficies (mesas, pomos de la puertas, objetos…) permaneciendo allí un tiempo (en el caso de la gripe, por ejemplo, hasta un máximo de 2 días).

Fuera del organismo humano (o animal), cuando aún no han conseguido ingresar en el organismo de su próxima víctima, los virus son muy frágiles, por lo que no es difícil acabar con ellos.

De hecho, se pueden eliminar eficaz y sencillamente del aire de nuestros hogares y centros públicos con purificadores de aire, y es igualmente fácil acabar con ellos en las superficies que podrían estar contaminadas (pomos de las puertas, teclados, teléfonos, etc.) con un simple lavado con agua ozonizada, por ejemplo, si se quiere evitar el uso de productos químicos agresivos.

Dentro de poco, con la llegada del buen tiempo, este virus, como todos sus parientes, desaparecerá y dejará sitio a otros titulares.

Por último, queremos recordar que un sistema inmunitario fuerte y un buen estado de salud general, te inmunizan de cualquier contagio: una buena alimentación y un estilo de vida sano combaten eficazmente los virus, por lo que nuestra mejor recomendación frente a este “quimérico” brote es que cuiden lo que comen, consuman mucha fruta y verdura, esmeren la higiene, hagan un poco de ejercicio y se mimen todo lo que puedan. Esto, aparte de protegerles de los virus, les asegurará una vida larga y libre de enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable Cosemar Ozono S.L.
CIF B82130956
Dir. postal Pol. Ind. El Cascajal. c/Sisones 2, nave 19-19 28320 Pinto (Madrid)
Teléfono 916 920 018
Correo elec. info@cosemarozono.es

En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado, realizar la facturación del mismo. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Cosemar Ozono S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Asimismo solicito su autorización para ofrecerle productos y servicios relacionados con los solicitados y fidelizarle como cliente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.