El uso de generadores de ozono para casa

De uso y manejo sencillo, el generador de ozono doméstico acaba con la contaminación orgánica e inorgánica y con los malos olores

En el mercado encontraremos toda una gama de generadores de ozono para mejorar nuestra calidad de vida. Su utilización es muy sencilla y práctica, puesto que son aparatos diseñados para su uso doméstico, por lo que sin dejar de tener más o menos prestaciones, básicamente todos ellos permiten un manejo muy simple, tanto en modo manual como automatizado.

Antes de entrar en sus distintos tipos de uso, es importante conocer sus propiedades y ventajas como tecnología de desinfección ambiental, de superficies o, entre otras utilidades, como método para el tratamiento del agua.

Un uso seguro, sencillo y práctico

En efecto, como se ha apuntado, para el uso de los generadores domésticos de ozono no se precisan  conocimientos especializados, precisamente porque se ha pensado en un usuario con un perfil no profesional. Cualquier persona adulta, por lo tanto, puede utilizarlos sin riesgo alguno, siempre que se cumplan unos requisitos mínimos que se incluyen en las indicaciones que acompañan a cada aparato.

Por otra parte, la tecnología del ozono con la que cuentan los equipos domésticos permite una dosificación automatizada de este gas para obtener la dosis justa, brindando a la par una gran eficacia y total seguridad.

Tanto es así que su uso puede realizarse en presencia de personas sin ningún problema, puesto que la potencia de los aparatos y la cantidad de ozono emitida resulta inocua para la salud en el caso de los aparatos de ozono para el hogar.

Esto no impide que, si deseamos maximizar la precaución, podamos dejar que el ozono actúe durante unos minutos sin la presencia de personas, los necesarios para realizar el tratamiento. Aun no siendo necesario en estos casos, si ello nos ayuda a estar más tranquilos, por supuesto, será bueno hacerlo.

Por otra parte, es importante destacar la sencillez de los aparatos, incluyendo su manejo y diseño compacto, además de ligero, salvo en el caso de los generadores de ozono que precisan de una fácil instalación que puede exigir la realización de una pequeña obra sin importancia, así como de una revisión periódica por profesionales para su mantenimiento, sin que ello suponga una mayor complejidad de uso, pues suelen ser aparatos que funcionan de forma automatizada, mediante programaciones realizadas de manera personalizada.

Su lado práctico también es una característica sobresaliente, que conviene subrayar por varias razones. Una de ellas es precisamente un manejo sencillo gracias a esa automatización, que puede adoptar la forma de muy distintas programaciones.

O, por ejemplo, también nos será de gran ayuda contar con un temporizador, muy común en la mayoría de los modelos domésticos, por lo que sencillamente hemos de ponerlo en marcha y dejar que actúe, sin preocuparnos de apagarlo, ya que el temporizador lo hace por nosotros. Por último, contamos con la posibilidad de activar el ozonizador de forma instantánea, como ocurrecon un ozonizador de grifo, con generadores de ozono instalados para la alimentación de grandes electrodomésticos (lavadora o lavavajillas) o con aquellos que ozonizan el agua sanitaria en su conjunto, pongamos por caso.

A su vez, por descontado, los aparatos ozonizadores domésticos por lo general permiten un uso manual, que podemos accionar y apagar cuando deseemos, si bien los temporizadores resultan importantes para no quedarnos cortos o excedernos. En este sentido, salvo casos en los que nos lavemos las manos o lavemos una fruta, por ejemplo, tengamos en cuenta que, de forma orientativa, un tratamiento completo debe rondar los 20 minutos.

Generadores de ozono para el hogar.

 

El ozono desinfecta el ambiente, aumentando los niveles de salubridad de grandes y pequeños.

Ozonizar ambientes interiores

Uno de los usos estrella de los generadores de ozono es la desinfección ambiental. En concreto, el tratamiento de las atmósferas interiores de nuestro hogar aplicando ozono nos proporciona beneficios tanto a nivel de salubridad, pues acaba con la contaminación orgánica e inorgánica (desde gérmenes hasta contaminación química), al tiempo que lo hace con los malos olores.

Su uso es tan sencillo como colocar de forma estratégica un ozonizador para su activación cada cierto tiempo, con el fin de mantener una atmósfera higienizada y libre de olores, por ejemplo en el cuarto de baño. La ligereza de los aparatos ozonizadores también facilita su uso como tratamiento de choque puntual o periódico en distintas estancias de la casa, cuyo ambiente quedará renovado en tan solo unos minutos.

Claves en la limpieza doméstica

Dentro de las actuaciones que buscan convertir el hogar en un lugar higienizado y saludable, además de la ozonización de ambientes interiores contamos con otros muchos usos del ozono disuelto en agua o en aire para limpiar la casa.

Las posibilidades son casi tantas como usos imaginemos del agua o el aire tratados con ozono para hacer limpiezas en seco o convencionales, bien sumergiendo el objeto en agua o pasando un paño húmedo sobre él, así como el mocho cuando se trata de lavar el suelo. También es posible usar una bolsa ozonizadora para aplicar el ozono disuelto en aire o, si lo preferimos, direccionar el chorro de aire ozonizado sobre la superficie que deseemos desinfectar sin necesidad de usar agua ni otros desinfectantes.

Un agua potable de calidad

La ozonización del agua potable nos permite convertirla en un agua de mayor calidad, con una diferencia significativa a nivel higiénico sanitario y organoléptico. El agua será más cristalina, no tendrá malos olores y, también libre de gérmenes y cualquier otra contaminación, su consumo será más seguro.

De igual modo, el agua potable ozonizada es idónea para cocinar y lavar alimentos, lo cual nos ahorra el uso de desinfectantes convencionales, cuyos ingredientes químicos resultan perjudiciales para la salud, sin olvidar el medio ambiente.

Otros muchos usos del ozono

La ozonización permite adaptarse a otras necesidades, tanto mediante su aplicación utilizando aparatos multifuncionales como a través de dispositivos más específicos, cuya simple existencia es de por sí una sugerencia de uso que puede resultarnos muy práctica. Entre otros, los ceniceros ozonizadores, los cubos de basura ozonizadores, los ozonizadores de nevera, el ozonizador de grifo o, por citar un equipo también muy demandado, los ozonizadores de calzado.

A la hora de optar por uno o varios ozonizadores domésticos es importante hacer una planificación adecuada con el fin de satisfacer de la forma más eficiente posible nuestras necesidades concretas.  Además de los ozonizadores de agua o aire estándar, así como de equipos mixtos de distinto tipo, encontraremos aparatos de uso casero para satisfacer cualquier requerimiento. Informémonos al respecto consultando con distribuidores o fabricantes para hacer la mejor elección y así poder darle el mejor uso al ozono con el fin de poder disfrutar de todos sus beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *